Gerente de General Bytes se implanta chip que almacena criptomonedas en la palma de su mano | CriptoNoticias

De esta manera, el gerente de mercadotecnia pagó 75 dólares a un artista de piercing para que inyectara el microchip entre el pulgar y el indice de sus manos. El dispositivo es del tamaño de un grano de arroz, así que la operación sólo dura unos pocos segundos mientras se corta un espacio entre la piel y músculo y se inyecta el chip.

Martij Wismeijer aclara que aunque el proceso dura en sanar dos semanas y no es tan doloroso como aparenta, también reconoce que este tipo de chips no son para todas las personas porque pueden ocurrir infecciones o complicaciones posteriores. Debido a esto, creó una tarjeta de bitcoins —semejante a una tarjeta de crédito— que permite hacer compras y retiros en cajeros automáticos.

Más allá de los inconvenientes, este entusiasta asegura que si hubiese tenido el chip incrustado desde el 2010 —fecha en que empezó a adquirir bitcoins en el mercado— fuese en estos momentos rico, ya que la mayor parte de sus ahorros los perdió en manos de hackers y piratas. No obstante, por medidas de seguridad, tampoco almacena grandes cantidad de criptomonedas en dicho chip, evitando así el pirateo o las amenazas físicas.

Por los momentos, Wismeijer confirmó que hay muchas más personas que han decidido también almacenar sus bitcoins debajo de la piel, conociendo a 50 personas con este tipo de chip tan sólo en el área de Praga. En estos casos, debido a la discreción y a la poca exposición pública, estos individuos si han logrado resguardar grandes cantidades de dinero e incluso almacenan ahorros en Litecoin y Dash.

Hoy en día se le están haciendo unas actualizaciones a este chip hipodérmico, ya que el actual sólo almacena 888 bytes. En este sentido, cuando esté listo un dispositivo con mayor memoria y una antena que permita sincronizar con teléfonos, Martij Wismeijer estará dispuesto a pasar nuevamente por una operación con el fin de actualizar el chip en su nueva versión.

Llevar bitcoisn incrustados en la piel podría ser un método extremo para resguardar los ahorros criptográficos, pero exitoso y cada vez más popular en el mercado. Asimismo, si la mayoría de los usuarios llevase consigo sus criptomonedas, las dramáticas pérdidas de Bitcoin podrían ser evitadas y mucho menos usuarios pasarían por tan terrible experiencia.

Imagen destacada por Tomasz Zajda / stock.adobe.com


Source link